Bioética en la práctica y la investigación clínica


Mié, 23/06/2021 - 11:09
Por

Salvador Mut Ronda

Salvador Mut Ronda 

Director de la Maestría Oficial Online en Bioética de la Universidad Internacional de Valencia - VIU 

Cuando hablamos de ciencias de la salud pensamos en todos aquellos profesionales médicos, enfermeros, farmacéuticos, odontólogos, etc. encargados de cuidar, promover y restituir la salud de las personas. Los planes de estudio universitarios de todas estas profesiones están diseñados para garantizar una adecuada formación científica y técnica. Formación que se completa con la realización de las prácticas curriculares para adquirir las habilidades necesarias para ejercer dichas actividades profesionales. Desde la segunda mitad del siglo pasado el desarrollo de todas estas ciencias ha sido vertiginoso tanto en cantidad como en velocidad, lo que ha significado una adaptación de los estudios para incorporar todas estas novedades. 

Pero todo esto no es suficiente para la formación integral de estas profesiones, es evidente que estos profesionales necesitan además tener una formación ética. Porque en el ejercicio de todas ellas hay que ser capaz de analizar los hechos y tomar decisiones basadas en juicios de valor. La ética ha estado ligada a la práctica médica desde los tiempos más antiguos, basta con recordar el juramento hipocrático que todavía siguen haciendo las nuevas promociones de médicos. Pero el cambio al que hacíamos referencia en el aspecto científico-técnico ha llevado consigo un cambio en el marco referencial de la ética. Y el cambio ha sido de tal calibre que ha alumbrado el nacimiento de lo que hoy conocemos como bioética. 

La bioética es el estudio sistemático de la conducta humana en los campos de las ciencias biológicas y de la atención de la salud, en la medida en que esta conducta se analiza a la luz de los principios y valores morales” según aparece definida en la enciclopedia de la bioética del Instituto Joseph i Rose Kennedy de 1978. La bioética surge para intentar dar respuesta a preguntas como “¿Si algo es técnicamente posible significa que debemos hacerlo? o, ¿Cuáles deben ser los límites de la ciencia?”. Uno de los primeros en emplear el término bioética, el bioquímico y oncólogo Van Renssealer Potter, sugirió que la bioética debería de ser un puente hacia el futuro y la convivencia entre dos entidades, las ciencias sanitarias y las humanidades. Como el mismo autor afirma en el prólogo de su libro “Bioética: un puente hacia el futuro”, elegí el prefijo “bio para representar el conocimiento biológico, la ciencia de los sistemas vivos; y elegí “ética” para representar el conocimiento de los sistemas de valores humanos. Posteriormente el propio autor amplió el concepto definiendo una bioética global, como ciencia de la supervivencia, debe poder definir lo que es justo y lo que es equivocado en términos de supervivencia y de protección de la biosfera. 

Desde la obra de Van Renssealer Potter han aparecido diferentes corrientes de pensamiento dentro de la bioética que han ido aportando ideas y matices enriquecedores. El médico, escritor y filósofo español Diego Gracia en su libro "Bioética mínima" reúne todo aquello que es imprescindible en un programa formativo en Bioética; comenzando por los orígenes de nuestras experiencias morales a través de las que obtenemos los hechos, valores y deberes en nuestra vida profesional, siguiendo por el conocimiento del método deliberativo con el que se realiza la actividad profesional para, finalizar   dando las herramientas necesarias para der respuesta a los problemas éticos. Según este autor, la bioética tiene un impacto social indiscutible, pero la bioética está dirigida al individuo que es quien toma las decisiones deliberando por necesidad. 

Es por ello que, desde la Universidad Internacional de Valencia, animamos a los profesionales sanitarios a ampliar su formación en bioética para ser capaces de identificar de forma adecuada los dilemas éticos que aparecen el en ejercicio profesional y poder tomar decisiones equilibradas, informadas y con una base sólida para lograr intervenciones con los pacientes con la mejor calidad tanto técnica como humana. 

 

Enlace a más información

*Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboraciones de acac.org.co, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la Asociación administradora del medio de difusión, ni a su editor, todo a vez que en libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente estén acorde a la política y posición de la página.